19 junio 2017

Una solución polivalente para una maravilla arquitectónica

La ciudad vieja de Toruń (Polonia) es una joya de arquitectura medieval pero, en su corazón, el Centro Cultural y de Congresos (CKK) Jordanki es audazmente moderno.

El CKK es obra del arquitecto español Fernando Menis y proporciona a la ciudad y su entorno un punto de encuentro cultural polivalente, con dos salas de conciertos, un cine, salas de reuniones, locales de ensayo, restaurante y mucho más.

Konsbud Audio de Varsovia fue el distribuidor y ejecutor de todos los sistemas de electroacústica instalados en el CKK. Junto con el control de front of the house (FoH), la red de audio digital, reproducción de audio, sistemas de grabación de audio multicanal, sistemas para comunicaciones, sistemas de AV y los setenta y cinco kilómetros de cableado necesarios para proveer esta infraestructura, Konsbud Audio también instaló sistemas de refuerzo de sonido de d&b tanto en la sala de conciertos como en la sala de música de cámara.

Piotr Jankiewicz, Director del Departamento de Diseño e Integración en Konsbud Audio fue el director del proyecto. “Este proyecto ha sido, sin duda, un enorme desafío para nosotros. Es el contrato de instalación más grande que Konsbud Audio ha llevado a cabo hasta la fecha. ¡La cantidad de cable que se ha utilizado es testimonio de ello!

Una gran parte del desafío se debió al diseño tan original del edificio; además, su forma y su finalidad exigían un planteamiento muy empático con la instalación. Los espacios de actuación se han diseñado sin paredes paralelas y, naturalmente, durante la fase del diseño, a menudo era difícil visualizar el aspecto final de las salas o la forma de las paredes. En un recinto como este era esencial contar con un sistema muy versátil y por eso elegimos los altavoces de d&b, conocidos por su capacidad de ofrecer tanto respuesta de frecuencia como nivel de presión acústica”. En la sala de conciertos se interpretan multitud de géneros diferentes y tocan todo tipo de artistas en gira, por lo que la fe y la confianza en la marca jugaron un papel importante en la elección de d&b, sin olvidar la flexibilidad. Aquí, en esta sala asimétrica, iba a ser especialmente útil el control de la directividad constante en un rango de frecuencias muy amplio, algo por lo que es famosa la Serie V de d&b.

Se eligió la Serie T para la sala de cámara. “Como estos altavoces pueden utilizarse como arreglo lineal y como altavoz de fuente puntual de gran directividad, eran la elección perfecta”, explica Jankiewicz.

“Debido a sus extraordinarias especificaciones y su flexibilidad en la aplicación, estos dispositivos pueden utilizarse no solo como altavoces de refuerzo de sonido para el front of house (FoH), sino también en situaciones en las que se necesita proporcionar refuerzo de sonido en otras partes del escenario o incluso en otras salas. Nunca dudamos de que eran la opción perfecta”.

Todos los altavoces se accionan con amplificadores D80: “Las ventajas son obvias. Se hace difícil imaginar por qué alguien quisiera pasarse sin todas las funcionalidades y la calidad que garantiza d&b.

Los sistemas instalados en el CKK se han diseñado para que sean movibles y fáciles de transportar. Con un solo tipo de amplificador para todos los altavoces, se eliminan los problemas de compatibilidad y permite que sea muy fácil y rápido adaptar la configuración de un sistema a las necesidades de un evento específico. El sistema de audio es muy flexible y, además, el sonido es increíble... Estoy muy muy satisfecho”.

Pero la última palabra la tiene Bartosz Kurkowski, ingeniero de sonido de FoH: “He esperado durante muchísimo tiempo contar con un centro como este en mi ciudad natal. Es nada más y nada menos que un sueño hecho realidad”.

 

Imágenes cortesía de CKK Jordanki