Simulación

Simulación

El software de simulación de d&b cumple dos fines: es un sistema de refuerzo de sonido que garantiza que el sonido se transfiere de manera coherente a cada miembro del público exactamente según lo previsto; y, al mismo tiempo, el software evalúa el impacto audible en las zonas externas a las zonas de audición previstas. Con estas herramientas, se ofrece una experiencia sonora óptima con exactitud y fiabilidad para las personas que asisten al evento, sin molestar a las que se encuentren en lugares cercanos.

El software de simulación ArrayCalc de d&b predice con exactitud el rendimiento de todos los arreglos en línea y las columnas de d&b, además de en una selección de altavoces de fuente puntual y subwoofers. ArrayCalc modela el rendimiento exacto del sistema en un espacio determinado definido por el usuario, teniendo en cuenta los niveles de entrada además de las opciones de filtrado específicas de d&b. Toda la información sobre la distribución del nivel de presión se visualiza mediante un gráfico 3D del recinto, que también localiza los detalles de la cobertura para varias bandas de frecuencia, así como el ruido rosa de banda ancha. De este modo, se garantiza que el sistema está dentro de los límites mecánicos y de seguridad y que funcionará exactamente según lo esperado, y también permite que las configuraciones de los sistemas se puedan definir incluso antes de entrar en el recinto.

El software de creación de modelos de inmisión NoizCalc de d&b analiza la transmisión de sonido y calcula la inmisión del sonido en un entorno más amplio. Obtiene los datos complejos del altavoz del software de simulación ArrayCalc de d&b y crea el modelo de inmisión en el campo lejano mediante las normativas de cálculo ISO 9613-2 o Nord2000. Mediante datos geográficos en 3D, NoizCalc superpone una previsión exacta de los efectos de la transmisión en el área de la zona de escucha del público y también en la zona circundante. NoizCalc se puede utilizar para evaluar los efectos del sistema de refuerzo de los altavoces en el área local y permite a los diseñadores de sistemas evaluar problemas potenciales de ruido durante la fase de planificación del evento.