Entrega exprés: con d&b Soundscape el Starlight Express va por buena vía.

© Jens Hauer 1/3
© Jens Hauer 2/3
© Jens Hauer 3/3

Para el treinta aniversario del musical de éxito Starlight Express de Andrew Lloyd Webber, la producción pasó por una renovación importante. Lloyd Webber creó nuevas canciones, eliminó algunos personajes pasados de moda y puso el espectáculo sobre vías del siglo XXI. También incluía un nuevo diseño técnicamente revolucionario del audio, obra del galardonado diseñador de sonido Gareth Owen, junto con el diseñador de sonido Russell Godwin y el ingeniero de producción Andy Green.

Owen quería algo totalmente nuevo, y estaba convencido de que el teatro de Starlight Express era “el espacio perfecto para d&b Soundscape”.

Para los diseñadores de sonido, d&b Soundscape ofrece nuevas posibilidades creativas en comparación con el sistema estéreo tradicional a izquierda/derecha. En Soundscape, los "objetos" de sonido pueden posicionarse de manera independiente: las fuentes se pueden situar con precisión donde el ojo indica al cerebro que tienen que estar, o pueden manipularse con creatividad para lograr efectos. Pero hay algo más importante: la imagen del sonido que se elige es uniforme en toda la zona del público.

“Soundscape me ha permitido crear diferentes tipos de banda”, explica Owen. “Es como una banda pequeña de pub, hay pocos instrumentos. Por eso agrupé toda la percusión junta en un solo lugar, puse las guitarras y los bajos desplegados alrededor y más o menos preparé una pequeña banda de pub en la pantalla. Suena como si escucharas los grupos de instrumentos juntos”.

“…Para uno de los números más electrónicos, lo desplegué todo en torno al campo surround, de modo que todo venía desde todas partes y por todo el recinto. Pasado un tiempo, también empezamos a animar esos objetos y teníamos guitarras girando en remolinos alrededor del público y envolviéndolo todo en reverberación. Fue muy divertido”.

Starlight Express era una implementación surround de 360° completa, y eso planteaba algunos retos. 

Aunque Owen inicialmente quería utilizar riggings de siete cajas de la Serie V a lo largo del armazón frontal, Steve Jones, de d&b, aconsejó que sería más que suficiente con las cajas más pequeñas de la Serie Y. ArrayCalc de d&b y la creación de modelos con el software EASE demostraron que se necesitaban riggings de ocho cajas como mínimo para conseguir la cobertura vertical necesaria desde la parte frontal a la trasera, de modo que para preservar en la medida de lo posible las líneas de visión, se especificó la Serie Y. Owen comenta: “…Todo funciona absolutamente a la perfección”.

© Jens Hauer 1/2
2/2

Owen eligió la mesa de mezclas Avid S6L para el front of house (FoH). A través del plug-in Soundscape OSC para Avid, esta mesa se integra directamente con DS100 Signal Engine de d&b, el procesador de señal que está en el núcleo de Soundscape. Estos dispositivos permiten el posicionamiento de objetos directamente a través de la mesa, aunque el equipo también utiliza mucho el ratón y la pantalla táctil para arrastrar los objetos en el software de control remoto R1 de d&b.

El diseño del sistema incluye un procesador de señal DS100 de reserva. “Utilizamos dos DS100 en modo dual redundante”, explica Owen. “Utilizamos la caja Autograph de Dante para el cambio entre los dos y ejecutamos 64 secuencias de Dante en ambas unidades. Después sacamos las 64 secuencias de las dos unidades y las ejecutamos en el cambio, por lo que realmente contamos con un DS100 principal y otro de reserva. …No hemos tenido que tocarlo ni una sola vez, en ningún momento hubo contratiempos”.

“La primera vez que hablé con Russell y Andy para decirles que íbamos a hacer algo totalmente diferente en nuestro primer gran espectáculo de Andrew Lloyd Webber, me miraron como si estuviera loco. Pero la verdad es que me apoyaron y conseguimos que funcionara. Y Phil Hurley y su gente de Stage Sound Services, la empresa que suministra el equipo del espectáculo, hicieron un gran trabajo. Nos impartieron un taller inicial llamado Really Useful Group y nos trataron tan bien que todos dijimos, bueno, ¿por qué tendríamos que hablar con alguien más?”.

Finalmente, para subrayar su satisfacción con Soundscape, Owen comenta: “Siempre invito al reparto al auditorio a escuchar, suele sonar la obertura del espectáculo. Normalmente les pido que se sienten en algún lugar en el que sé que el sonido es bueno, pero esta vez insistí en que podían caminar por el teatro y escuchar desde cualquier lugar que les gustara, porque yo sabía el gran trabajo que hace Soundscape y que el diseño estaba ofreciendo uniformidad en todo el espacio”.

¿Su reacción? “Hubo lágrimas”, explica Owen. “Personalmente, me encanta pensar que eran por la emoción que ese sonido transmite”.