Gestión de la emisión de ruido.

Si visitas a algún fabricante de altavoces de audio profesional verás gruesos discos de contrachapado de varios tamaños que llenan el contenedor de reciclaje. Qué hacer con esos recortes sobrantes del motor es un dilema permanente. De manera similar, siempre hay trozos de sonido totalmente no deseados, si no, pregúntaselo a alguien que vive en un radio de cinco kilómetros del lugar donde se celebra un festival. Actualmente, la mayoría del "ruido" que generan los altavoces está muy centrado en ofrecer la mejor experiencia de audición posible al público objetivo. Pero ¿qué ocurre con el sonido excedente? Los medios para medirlo y monitorizarlo están consolidados pero, naturalmente, predecirlo y corregirlo antes de que se produzca es mucho más favorable.

Predicción para asesores

Las actuales herramientas disponibles para examinar la propagación de sonido con la distancia han evolucionado a partir de aplicaciones industriales que no eran las más adecuadas para evaluar la salida de un típico sistema moderno de arreglo en línea con sus correspondientes subwoofers, fills y delays.

Predicción para técnicos de sistemas

Existen muchas herramientas, tanto de destacados fabricantes de altavoces de audio profesional como de fuentes independientes, que calculan la distribución del SPL para la zona del público y que se basan en analizar el diseño del sistema (tal como se aplica en el recinto), el EQ, las características de directividad y los delays. No obstante, ninguna de esas herramientas tratan el ámbito más amplio, fuera de la zona del público, ni pueden representar los efectos de la meteorología y la topología.

Una tesis combinatoria

La situación plantea varios dilemas, especialmente la tensión entre la libertad artística (los espectadores que pagan por un concierto no quieren escuchar a Rammstein a unos miserables 85dB(A)), y sensibilidades socioculturales (ese segmento no definido de la población que preferiría no escuchar nunca a Rammstein).

También apuntan a una solución: eliminar la desconexión entre el técnico del sistema y el asesor sobre ruido. Lo diremos con uno de nuestros lemas: lo que ambas partes quieren es "more art, less noise", más arte y menos ruido.

Solución

El fundamento técnico que sustenta NoizCalc se deriva directamente de ArrayCalc. Esta herramienta, con el reconocible carácter de d&b, proporciona una vista sofisticada del rendimiento y la propagación de los sistemas de altavoces d&b. Como parte de sus cálculos, ArrayCalc tiene en cuenta factores típicos del diseño del altavoz, la directividad, los delays y el EQ, más los datos de fase. Si los cálculos incluyen el tema de la fase, la predicción subyacente es compleja por definición, pero el resultado es un reflejo mucho más exacto de lo que se puede esperar en cualquier lugar, desde cualquier frecuencia y en cualquier momento dentro de la zona de escucha. Si la fase no se tiene en cuenta, como en los cálculos del ruido industrial, los datos se simplifican en exceso y son bastante redundantes como medio para predecir ruido generado por los sistemas de refuerzo de sonido.

Mediante esos datos complejos de ArrayCalc, el software NoizCalc modela la contaminación acústica fuera de la zona de escucha definida mediante dos estándares de propagación del ruido adoptados ampliamente. La norma ISO 9613-2 presupone el peor caso: imagina viento soplando en todas las direcciones desde la fuente todo el rato. En cambio, la norma Nord2000a es un estándar más sofisticado que se basa en condiciones meteorológicas realistas, como la dirección actual del viento, para ofrecer una predicción más aplicable.

Hablar con las autoridades

NoizCalc de d&b se ha desarrollado en colaboración directa con SoundPLAN GmbH, un equipo que desarrolla software especializado en la predicción de contaminación acústica y ruido ambiental. Como NoizCalc, el software de SoundPLAN puede importar datos de simulaciones de ArrayCalc y calcular con precisión lo que se oirá desde los sistemas d&b, incluidas las ubicaciones más distantes.

Mientras que NoizCalc produce un resultado momentáneo basado en los ajustes indicados del sistema de sonido y las condiciones reales en ese momento, SoundPLANnoise analiza el histograma temporal del día. Para las autoridades, esas mediciones en el transcurso del tiempo son las que importan. Dejamos que SoundPLANnoise examine qué sucede durante todo un evento definido. Es importante que, al actuar de parte de la autoridad en cuestión, conserven su independencia y proporcionen datos objetivos. 

Planea como un cisne mientras que NoizCalc chapotea furiosamente bajo la superficie

Al utilizar NoizCalc es importante saber qué datos se importarán junto a los datos del proyecto de ArrayCalc. Por ejemplo, Google Earth permite conocer la extensión del terreno y sus contornos, además de cómo incorporar los edificios y definir la naturaleza del entorno, tanto si está formado por asfalto, como hierba o árboles. Pero no hace falta ser demasiado preciso en el detalle de cada árbol en su ubicación exacta, porque influyen más las pendientes y los edificios así como los gradientes de temperatura. Todavía es más útil indicar la velocidad del viento y la humedad. Además, guardar esos datos en el transcurso del tiempo generará un recurso para evaluar condiciones meteorológicas cambiantes y el ruido del sistema cuando funciona in situ.

También se puede definir el espectro de la música en NoizCalc, por ejemplo, heavy rock, acústica o folk, y entrar el dato del nivel de FoH evaluado en la mesa para orientarse sobre cómo funcionará el sistema en todas las demás zonas. De modo que, sí, hay trabajo por hacer, pero insertar NoizCalc directamente en el flujo de trabajo d&b Workflow, junto a ArrayCalc y entre R1 y los amplificadores, la parte más dura del trabajo va toda a cargo del software. Es una nueva manera de pensar el sonido, más allá del entorno del público. No te sorprendas si el tema del control del ruido se convierte en una obsesión, con el ruido del tráfico y otros sonidos previamente ignorados que de repente pasan a ser preocupaciones conscientes.

Principales ventajas:

  • Obtener una mejor comprensión sobre qué causa problemas con el ruido y quizá evitarlas
  • Demuestra a las autoridades concienciación sobre los problemas del ruido, lo que facilita la aprobación de los procesos
  • Permite que haya una comunicación más clara entre técnicos, asesores y residentes locales 

Descarga NoizCalc de d&b